miércoles, enero 18

MERLINA MUJER DIVINA














Por: Xavier Santamaría

En alguna oportunidad, cualquiera de nosotros ha sucumbido a la tentación de ojear el horóscopo al abrir el periódico en las mañanas, a que nos echen clandestinamente las cartas en la casa esquinera de la “bruja” de nuestro barrio o el tarot en alguna novedosa feria esotérica, quizá a que una gitana legitima cruzada fortuitamente en nuestro camino nos lea la mano, y también porque no a desembolsillar sin remilgos una fuerte suma de dinero por una carta astral elaborada por un prestante astrólogo o a marcar a una no menos costosa línea astrológica, todo este ritual con el único propósito de saciar la innata curiosidad del ser humano por descubrir a toda costa lo que el incierto destino nos tiene deparado.

Desde que el hombre existe sobre la faz de la tierra ha sentido fascinación por los astros, dicen que nuestro destino está escrito en ellos y ha sido tal el interés en estudiarlos y desentrañar sus misterios, que dio origen a lo que hoy se conoce como astrología.

El zodiaco, las casas o decanato, el ascendente, los elementos, son términos muy familiares gracias al avance y penetración que la astrología ha alcanzado en los últimos años y es precisamente sobre esta seudo ciencia sobre la que se erige la trama principal de la nueva telenovela de Canal RCN “Merlina mujer divina”, escrita en mancuerna por los libretistas Eloisa Infante y Miguel Ángel Baquero, quienes tras una exhaustiva investigación que les tomo varios meses, se han convertido en eruditos de este inquietante y mágico tema, tanto, tanto, que supervisan milímetro a milímetro cada escena que se produce y edita, apoyados por el equipo de producción y la confianza depositada en un equilibrado elenco y su veterano director Pepe Sánchez, hacedor de grandes éxitos en la televisión colombiana.

La campaña de expectativa fue siempre de la mano con la temática que aborda “Merlina”, perfilando desde ya al actor Fabio Rubiano, como el eje central de la historia y sobre el que giran una variada gama de personajes, regidos por los 12 signos zodiacales, en su faceta tanto positiva como negativa.
Algunos profesionales de la actuación anhelan que llegue a sus manos ese personaje que les permita desbordar su potencial histriónico, hacer y deshacer en el set de grabación o en el escenario teatral, consagrándose en las ligas de los pesos pesados del gremio y en los esquivos afectos del público. Considero que Fabio Rubiano tiene ahora esa oportunidad servida en bandeja de plata, su experiencia teatral le permitirá sin duda hacer de Tirso Lapiel un personaje inolvidable y glorioso para su carrera.

Tirso Lapiel, el excéntrico astrólogo elitista, misógino, homosexual, ayudara con sus predicciones y elucubraciones a que el televidente se enganche en esta historia de amor marcada por los astros y que protagonizan dos jóvenes y prometedores talentos: Rodrigo Candamil y Valentina Acosta.

El elenco elegido se caracteriza por contar con la participación de dos colosos de la actuación: Carlos Muñoz y Consuelo Luzardo, a los que acompañan actores y actrices de trayectoria reconocida como Nórida Rodríguez, Alejandra Borrero, Katherín Vélez, Talú Quintero, Jorge Enrique Abello, y Julio Echeverri ,rostros reconocidos como el de Carolina Sabino, Luis Fernando Salas, Stefanny Escobar, la revelación del 2005 Sara Corrales, debutantes como la modelo Bianca Arango , y actores extranjeros como Lorena Meritano y Javier Delguiduchi.

A parte del tema de la astrología, la historia de “Merlina mujer divina” se inmiscuye en el mundo de la alta joyería y el de los artesanos, enfrentados en una lucha enconada de clases y poderes que solo podrá dirimir el destino y sus jugarretas, eximidas irremediablemente por el poder infinito del amor, el sentimiento que da vida a todo melodrama latinoamericano, el mismo que se exporta a lejanos países como Rumania, donde “Merlina” se ubica como una de las telenovelas extranjeras preferidas, a solo unos meses de su estreno.

No se necesitan bolas mágicas, ni vaticinios cartománticos, para anticiparnos a decir que la nueva producción de Canal RCN cuenta con todos los elementos necesarios para convertirse en éxito, ya que no se han escatimado esfuerzos para presentar un producto de excelente calidad, con el sello inconfundible que caracteriza a la telenovela netamente colombiana, esa que apoyamos irrestrictamente y por la que se debe seguir apostando en pro de la defensa de nuestra últimamente vulnerada identidad.

Todo indica que por ahora Canal RCN continuara liderando la contienda por la sintonía en el inicio de este 2006, pues aunque “Los Reyes” ha decaído argumentalmente y la trama se torna sosa por momentos, su rating se mantiene estable; Es lamentable que los libretistas incurran en el pecado de engolosinarse demasiado con el éxito alcanzado y terminen provocando el hastío de los seguidores de esta telenovela-comedia, situación vivida precisamente en México con “Los Sánchez”, al comienzo cautivaron a todo mundo y al año de emisión ya nadie quería saber de ellos, al punto de que los productores determinaron finalizarla decorosamente, antes de convertirla en un mal recuerdo televisivo.

También cuentan con un interesante producto como lo es “Juegos Prohibidos”, una propuesta fresca y contemporánea que goza de excelente acogida, son por ahora tres cartas fuertes, contra otras tres propuestas también atractivas de su competencia Canal CARACOL: “El vuelo 1503”, “Por amor a Gloria” y “La tormenta”, por esos lados estratégicamente determinaron ajustar los horarios de emisión de cada una de ellas dependiendo el rating marcado, para elegir a cual enfrentarlas directamente, habrá que esperar que sucede cuando se ponga en antena “ La Ex”, nueva propuesta de Dago García y Luis Felipe Salamanca, a la que convocaron como protagonistas a la venezolana Rubi Rodríguez y el peruano Diego Bertie, melodrama donde se cuenta la vida de una divorciada moderna.

En fin, con lo reñida de esta contienda entre canales privados, se prevé que ya no pueden improvisar como en años anteriores con productos de cuestionada calidad y les urge ante todo nutrir y renovar su staff creativo, porque la formula facilista de recurrir a los refritos de viejos éxitos para convertidos en híbridos mexicanos, es una estrategia que no siempre resulta exitosa y además atenta contra el perfil de la telenovela Colombiana, que gratamente se sigue abriendo paso en el mercado europeo.

sus comentarios son siempre bienvenidos.