martes, febrero 20

CANAL CARACOL SE JUEGA EL TODO POR EL TODO




Se estrenaron las dos nuevas propuestas de tres, con las que el Canal CARACOL se juega el todo por el todo en el liderato por el rating, con el enconado propósito de levantarse fortalecido de su contundente noqueada propinada el año pasado por su contendor el Canal RCN, quien sigue punteando como el favorito de la teleaudiencia Colombiana.

La mega producción “El Zorro”, denota la enorme inversión que se ha hecho en todo sentido, la puesta en escena es impecable, sin duda marcara un precedente dentro de todos los melodramas de época realizados hasta la fecha, podría afirmar que es la muestra más fehaciente de lo que representa en si un melodrama homogéneo y universal

Una historia clásica en la que se despliega la experiencia y el talento de un equipo en su gran mayoría latinoamericano, con aciertos y desatinos en la escogencia del elenco, cabe anotar que de la sagacidad del señor libretista Humberto Olivieri y sus asistentes para jugar con la trama y los personajes depende un gran porcentaje del éxito por alcanzar, la entremezcla de melodrama, aventura y humor enganchan casi de inmediato, tanto despliegue de recursos amerita también el lucimiento in escatimado de los escritores y obviamente del director.

En mi concepto, la elección de Cristhian Meier en el rol de “El Zorro”, no fue la más acertada, considero que Oswaldo Ríos reunía mejores condiciones para el protagónico, y como ya lo he manifestado antes el rol femenino principal debió recaer sobre una verdadera actriz. Me parece desproporcionado ubicar a Oswaldo Ríos como padre de Cristhian Meier, son prácticamente contemporáneos, a simple vista semejan otro parentesco, y más sino se tomaron la molestia de envejecer al actor boricua.

“El Zorro” merece ser vista de principio a fin, es un paso importante para consolidar a futuro grandes e importantes telenovelas que promuevan el talento hispanoamericano por el mundo, en lo personal disfruto muchísimo viendo una producción de estas características, principalmente cuando en escena se conjugan distintas culturas, acentos y talentos y semejante derroche técnico.

Refiriéndome a la segunda producción, la miniserie “El ventilador”, muestra un mayor despliegue de recursos técnicos que su antecesora “Sin tetas no hay paraíso”, con una temática casi calcada de la actualidad nacional y que según sus libretistas no deja de ser mera y absoluta coincidencia, ya que vienen trabajando en el libreto desde septiembre del año pasado; la narcopolítica es el eje principal sobre el que gira la historia que protagoniza Marlon Moreno y Carolina Acevedo, acompañados de actores de trayectoria no tan sobreexpuestos, un punto a favor. Aunque para algunos televidentes es harto ahondar siempre sobre lo mismo, la miniserie merece el apoyo total, pues como también lo he recalcado, nos extrae de la rutina del novelón y retoma una formato hoy muy desperdiciado.

Si nos remitimos a la marcación de rating suministrada por Ibope, en la noche de estrenos del Canal CARACOL, su contendor el Canal RCN resistió el embate y sus telenovelas no registraron variaciones notables, contrariamente se mantienen en sus acostumbrados niveles de audiencia, el concurso “El Jugador” a despertado simpatías entre todos los públicos y de alguna manera arrastra toda la franja en la que siguen reinado “La hija del mariachi”, “Hasta que la plata nos separe” y “En los tacones de Eva”, pero nada está escrito y aún es aventurado afirmar si el héroe enmascarado y su espada logra o no el cometido de Z ubir el rating de Canal CARACOL o necesiatara la ayuda crucial de "Nadie es eterno"(LA TREPADORA), una telenovela musical, en la que el genero "carrilera de despecho" de gran aceptación en Colombia, es el aderezo de una bonita historia de amor protagonizada por la actriz e interprete Adriana Botina y Juan Pablo Posada. Amanecerá y veremos.

¡Hasta la próxima!