martes, junio 23

PAREDÓN CRÍTICO: "EL FANTASMA DEL GRAN HOTEL"


POR: JAVIER SANTAMARÍA

Lleva dos semanas al aire la nueva producción de TELESET para el Canal RCN “El fantasma del gran hotel” y la respuesta de la teleaudiencia frente a la temática de los fenómenos paranormales ensalzada de intriga y misterio ha sido mesurada y podría decirse que vista con cierto deje de escepticismo, de repente debido al gran lapso de tiempo que ha transcurrido desde que libretistas pioneros como Julio Jiménez hicieron de este género su pilar de trabajo más recurrente, ganando vertiginosamente una buena porción de adeptos en las décadas de los ochenta y comienzos de los noventa, gracias a su prodigioso talento para manejar historias y personajes, trabajados principalmente desde su potencial sicológico, envolviéndolos siempre en ese intrigante halo de misterio.

Se recuerdan títulos como “El hombre de negro”, “El cazador nocturno”, “¿Por qué mataron a Betty si era tan buena muchacha?”, y una producción de RTI en la que un jovencito poseía la capacidad de mover objetos con la mente, cuyo nombre se me escapa, internacionalmente “El extraño retorno de Diana Salazar”, “El maleficio”, producciones que pese a las limitaciones técnicas de esa época marcaron un precedente importante.

El cine, más que la televisión ha sobre explotado el tema de los fantasmas, la vida después de la muerte, y el gran vademécum de lo paranormal, títulos como “Voces del más allá”, “El sexto sentido”, “Los otros”, “EL fantasma del amor”, son muestras del marcado interés que ha prevalecido en los directores del llamado séptimo arte a través del tiempo.

Inmiscuyéndome directamente en la producción “El fantasma del gran hotel”, diría que no presenta, ni aporta nada nuevo, son los mismos elementos conjugados para hilar una trama predecible hasta cierto punto, con personajes cliché, con una historia de amor clásica inserta para darle el toque sutil de melodrama y efectos especiales de avanzada que pretenden sustentar la intención esencial del titulo que lleva.

La presencia de Michel Brown y Ana lucía Domínguez, reconocidos internacionalmente por su participación en la telenovela “Pasión de gavilanes” lo único que podría garantizar son las ventas en el exterior, de igual manera ,no se puede demeritar el esfuerzo de la productora TELESET en lo que respecta a la puesta en escena, las locaciones, los recursos técnicos y el elenco reunido, pero presiento que la trama como tal no tuvo la facultad de seducir desde su primer episodio, el cual es fundamental para que un televidente determine quedarse enganchado.

La escena en la que el grupo de verdugos emparedan al viejo dueño del hotel me semejo una “parodia” de programa de humor, que una escena cruenta trabajada para un melodrama de altura, la actuación de ninguno de los actores y de la actriz participantes fue convincente.

La escogencia del actor que caracteriza al fantasma principal si fue un acierto, de aquí en adelante ya presumo, no sé ustedes, lo que ira ocurriendo dentro de las paredes del Gran Hotel y los secretos que saldrán a la luz a través de una Medium asustadiza y enamorada.

Si les cuento, lo que yo intuyo va a suceder, de repente quienes están atrapados por esta telenovela perderán el interés, ahí les dejó la inquietud para que la desentrañen, me imagino que el otrora llamado “Señor del misterio” y quien en una reciente entrevista manifestó que el genero del suspenso ya estaba mandado a recoger (traiciono su estilo por dinero) debe ser uno de los seguidores mas implacables de “El fantasma del gran hotel”, aunque haya dicho lo que haya dicho y asevere que jamás ve televisión, ni tan siquiera sus propias creaciones cuando se están emitiendo al aire. Desmole tiempo al fantasma que ronda la pantalla chica colombiana.

SINOPSIS:
La historia de amor de El Fantasma del Gran Hotel comienza a partir de un asesinato, el protagonista, Miguel (Michel Brown), llega a buscar una guaca que la víctima y dueño del hotel tenía oculto antes de morir. Mientras emprende la búsqueda del tesoro se encuentra con la actriz principal que con sus poderes sensoriales trata de averiguar por qué y quién mató al dueño del hotel.

El elemento importante en la trama tiene que ver con la condición de la protagonista, Irene (Ana Lucía Domínguez), quien aparenta ser una mujer extraña y aislada del mundo, insegura, tímida, completamente inexperta en el amor, pero que tiene un don muy particular: puede comunicarse con los muertos, cuenta Rafael Noguera, libretista de la novela e integrante de PRIMETIME, una empresa dedicada a idear y desarrollar contenidos de ficción; a partir de allí, han estado trabajando en los libretos de El Fantasma del Gran Hotel, una producción de TELESET para el Canal RCN. Teleset y RCN Televisión le apuestan a este proyecto innovador, que manejará el tema paranormal como nunca antes se ha visto en la televisión nacional, rodeado de los mejores actores, productores y todo el talento humano y técnico que le brindarán al televidente la posibilidad de ver una historia de amor, pasión, codicia y odio, desde otro punto de vista.

ELENCO:
Michel Brown,Ana Lucía Domínguez, Gloria Gómez, Andrea López, Alejandro Martínez, Mónica Gómez, Edgardo Román, Carlos Serrato, Luis Velasco, Jorge Marín.

DIRECTOR: ISRAEL SÁNCHEZ, RODRIGO LALINDE
PRODUCTOR:Juan Pablo Posada

LIBRETOS: PRIME TIME.
IDEA ORIGINAL: JORGE ENRIQUE ABELLO

jahesa@hotmail.com

Contatori per sitocontadores web

jueves, junio 4

SALPICÓN FARANDULERO



Se podría afirmar que nada nuevo acontece en la televisión colombiana desde hace aproximadamente dos meses, si nos basáramos netamente en las mediciones de audiencia oficiales establecidas en nuestro país, concluiríamos sin problema que el Canal Caracol sigue siendo líder absoluto de audiencia, sobre todo en la guerreada franja triple A y con solo dos producciones, que a mi parecer, han entrado en una etapa de desgaste, pues ya cumplieron el tiempo de encanto y sostenibilidad argumental y han entrado irremediablemente en la peligrosa y forzada etapa del “alargue forzado” a costa de arruinar, sin querer querido, la calidad de las mismas, solo por que el Canal no cuenta con producciones lo suficientemente atractivas que seduzcan el gusto de esa teleaudiencia que ahora mantienen cautiva.

En vista a que Canal RCN se aventará a la contienda con “El fantasma del Gran Hotel” (La danza de las sombras) una producción que toca el tema paranormal, los eventos fantasmales y el misterio(por cierto de poca explotación en nuestra pantalla chica y a través del género melodramático la última década) estelarizada por Michel Brown y Ana Lucía Domínguez, constituyéndose a la vez en una osada estrategia que les puede hacer sonar de nuevo la flauta a la gente de Nuestra Tele, ante tanto y seguido descalabro , el Canal Caracol no ha tenido más alternativa que darle salida de emergencia en unos cuantos días a la telenovela tentativamente titulada “Nadie rueda como Gabriela Rueda” que protagonizan Andrés Toro(Nuevo rico, nuevo pobre) y Carolina Gaitan( Novia para dos), un melodrama rosa contemporáneo.
Como siempre será esa impredecible teleaudiencia la que defina con cual de las dos se queda, una de dos, sigue embelesada con los melodramas clásicos de vanguardia o se dejan asustar e intrigar con la historia argumentada por el actor y ahora guionista Jorge Enrique Abello.

El único producto de Canal RCN que se mantiene con un discreto rating y una definida teleaudiencia es la telenovela “Las Detectivas y el Víctor”, la cual cuenta con un elenco llamativo y una historia muy bien estructurada, sin contar la acertada dirección del maestro Pepe Sánchez. “Verano en Venecia” me parece lenta y más que predecible, es el clásico culebrón, pero hecho con gran calidad técnica, del que no se puede esperar grandes sorpresas, algo similar a lo que aconteció por los lados de Canal Caracol con “La quiero a morir”.
Y como “al que no quiere caldo, se le dan dos tazas”, vuelven y juegan en el cuadrilátero televisivo dos realities que despiertan dimes y diretes, odios y amores: “El desafío” (CARACOL) Y “El factor X” (RCN)…¿crisis creativa en la televisión colombiana?.

Ante cualquier pronóstico, inclusive el de este servidor, la telenovela “Bermúdez” ha logrado mantenerse a flote hasta su ya venidero desenlace y todo gracias a un simple ajuste de titulo que en su debut actuó negativamente por eso de la llamada programación neurolingüística, muy de voga hoy por hoy, a mi sinceramente no me disgusta la historia de “Bermúdez”, me parece que va dirigida a un nicho muy particular y su humor es “inteligente”, por llamarlo de alguna manera. Se le avala al Canal que la mantuvo al aire contra viento y marea y respeto al sector de la teleaudiencia que la sigue desde su debut.

Ahora que he tenido la posibilidad de ver detalladamente “Café con aroma de mujer” después de 15 años de estrenada( en aquella época seguía más fielmente “Las aguas mansas”, producción de RTI que la enfrentaba en el otro canal) no puedo dejar de deslumbrarme con la excelsa interpretación lograda por la señora actriz Margarita Rosa de Francisco y la destacada participación de todos los actores y actrices que tuvieron la posibilidad de darle vida a los personajes creados por Fernando Gaitan; esta telenovela es sin lugar a dudas una de las mejores que se han hecho en la historia del melodrama mundial. He hallado grandes similitudes estructurales entre “Café” y “Yo soy Betty la fea”, ya comprendo porque en alguna ocasión Fernando Gaitan afirmo que en el melodrama se usaban siempre los mismos ingredientes y que el chiste estaba en la manera en que estos se mezclaban, dese usted a la tarea de analizar ambas telenovelas y encontrara que “Betty” se clonó de “Café”.
No me perdí el estreno de la serie “Mental”, por dos razones: la expectativa tejida a su alrededor y porque fue grabada en mi país Colombia.

En la televisión mundial están de moda las series que abordan el mundo de la medicina, el trasfondo humano de los llamados galenos: “Greys Anatomy”, “Doctor House”, “E.R” y ahora “Mental”, inmiscuida en la temática de los enfermos mentales y las técnicas peculiares de un osado siquiatra. De alguna manera es grato ver a talento colombiano involucrado en proyectos de esta envergadura. ¡Ojala le vaya chévere!.

A propósito se sigue conformando el elenco que participara en la versión colombiana de “Greys Anatomy” y que producirá Vista producciones, se supo que el actor cubano-colombiano Jorge Cao y Juan Pablo Espinoza(El último matrimonio feliz) ya firmaron oficialmente el contrato y la productora anda en la exhaustiva búsqueda del resto de personajes masculinos y femeninos, a cuyo casting se han presentado actores y actrices de toda América latina.

Recuerden que todos sus comentarios, sugerencias e inquietudes son siempre bienvenidas a
jahesa@hotmail.com

Contatori per sitocontadores web