sábado, diciembre 3

BALANCE TELEVISIVO DEL 2016, LO MÁS DESTACADO EN LA TV COLOMBIANA

Estadísticas blog

Lo destacable: teleseries y telenovelas

A mi juicio, lo más destacable en el 2016 son las producciones “la niña” y “la esclava blanca”, dos apuestas del canal Caracol que contaron con el amplio beneplácito de la teleaudiencia nacional.



En “la niña”, CMO producciones de la mano de Juana Uribe, lograron  reunir a toda la familia en torno a la historia  de una chica guerrillera que se reinserta a la sociedad tras ser reclutada a la fuerza a sus 8 años.

“La niña” fue descarnada, pero trató de no maltratar las susceptibilidades de los telespectadores, no necesariamente se tomó partido por los actores del conflicto dramatizado, contó con  sobresalientes actuaciones,  muy bien dirigida y con su necesario toque de ficción, convirtiéndola en una excelsa producción  que logró llegarle a  los colombianos y demuestra que todavía se puede hacer televisión con mística y gran calidad, digna de verse en cualquier rincón del planeta.

“La esclava blanca” rescata el melodrama clásico, dentro del marco histórico de la abolición de la esclavitud, con una impecable producción, quizás su falencia más notoria fue su lento ritmo narrativo que se disculpa con el acertado desarrollo de la historia, los efectos especiales y actuaciones a la altura de una producción multinacional.

Falto más romanticismo en la pareja protagónica que conformaron Nerea Camacho y Orián Suarez, por cual de alguna manera ganó más relieve la historia de amor que mantuvieron los personajes encarnados por Roberto  Cano y Natasha Clauss, por demás los villanos de la historia se lucieron a plenitud.


“Cuando vivas conmigo”: De alguna manera intenta rescatar las producciones locales  que se apeaban a historias cotidianas y personajes de carne y hueso, no son buenos, no son malos, son seres humanos con defectos y virtudes, simplemente imperfectos; tiene la historia su mezcla de melodrama clásico y uno que otro par de personajes estereotipados que imprimen la cuota de villanía y humor. Es una versión libre de la obra literaria “el héroe discreto” que me parece entretenida y dirigida a todo público.




Sala de urgencias: pese a que el rating no le ha sido favorable, considero que esta producción adaptada al contexto nacional es una buena opción y pese a que el abordaje de temas polémicos en cada episodios y  el tratamiento tan desparpajado de la sexualidad a través de los distintos personajes, levanta  siempre roncha entre un grueso de telespectadores abochornados, hay muy buenas actuaciones y es a mi juicio una versión digna de destacarse.

En este 2016 las telenovelas turcas ganaron amplio terreno en la televisión colombiana colonizando por completo la franja de la tarde del canal Caracol con títulos como “Las mil y una noches”,El secreto de Feriha”, “Elif”, “Kara Para Aşk” y “Kara Sevda”.

Las telenovelas mexicanas  contrariamente son cada vez menos populares en la televisión colombiana, la gran mayoría se han retirado del aire por bajo rating como en el caso de “Pasión y poder”. Ha sido vano el esfuerzo por posicionar las producciones brasileñas, la telenovela  “Boogie Oogie, el baile de la vida” no cumplió su cometido y salió del aire a una semana de su lanzamiento.

Actores y actrices que la sacaron del estadio durante el 2016


Ana María Estupiñan por su trabajo en “la niña”, se consolida como la actriz joven más integral  y destacada en Colombia y Latinoamérica.

Majida Issa por su trabajo en “Sin tetas si hay paraíso”, sin lugar a dudas demuestra la gran versatilidad histriónica que posee y se ha robado por completo el show con su rol de villana,  encarnando a Yesica, la sanguinaria y temida “diabla”.

Christian Tappan por su trabajo en “Cuando vivas conmigo”, demuestra que puede abordar con acierto la construcción de un personaje con amplios matices y contrastes como Felicito Yanequé.

Julián Román por su trabajo en “Hasta que te conocí”, no gratuitamente el actor colombiano logró disputar en franca lid el personaje de esta importante celebridad latina y fue gracias al minucioso y concienzudo estudio que hizo del personaje, alejada de la burda imitación, situación que lo privilegió para ser escogido en este rol que divide su carrera en dos, con muy buenos elogios.

Sebastián Eslava por su trabajo en “la niña”, sorprendió con una actuación muy natural y convincente, su gestualidad en perfecta sincronía con el afloramiento espontáneo de las emociones de Manuel Monsalve, un personaje que logró gran empatía con la teleaudiencia y él como actor,  la necesaria e importante química escénica con su coestelar femenina.

Johanna Fadul por su trabajo en “sin senos si hay paraíso”, ha demostrado  que puede explotar más allá de su belleza y sensualidad y  con profesionalismo  enfundarse en la piel de un personaje visceral y de voluble carácter como el de  la frívola y caprichosa Daniela.

Adrián Makala por su trabajo en “sala de urgencias 2”, este actor mexicano de raíces panameñas se ha fajado interesantes escenas donde juega preponderante papel la emotividad a flor de piel, pese al perfil adusto y refunfuñón de Pedro Beltrán, logra imprimirle a ese aparente ogro de pocos amigos un toque de ternura  que desmorona al hombre psicorígido y deja al desnudo su reprimido instinto paternal y la necesidad de amar y ser amado como cualquier otro mortal.

Ricardo Vesga  como el desalmado villano Enrique Morales de “La esclava blanca” logra despertar total animadversión en los telespectadores y ratifica la versatilidad histriónica de este actor a quien estamos acostumbrados a verlo caracterizando personajes de tinte cómico.

Actores y actrices “con tarjeta roja” en el 2016.


La verdad algunos profesionales de la actuación se destacaron por caracterizaciones poco afortunadas, muy flojas y sosas y a mi juicio quedaron, histriónicamente hablando, “con tarjeta roja” durante el 2016. Ellos fueron:

Fabián Ríos por su trabajo en “Sin tetas si hay paraíso”
Brian Moreno por su trabajo en “Todo es prestao”
Catherin Siachoque por su trabajo en “Sin tetas si hay paraíso”
Marcela Gallego por su trabajo en “Todo es prestao”
Carlos Torres por su trabajo en “Azúcar”
Óscar Borda por su trabajo en “Azúcar”.

La sorpresa de la fea…

Tras 17 años de su estreno, el canal RCN decidió reestrenar su famosa telenovela “Yo soy Betty la Fea”, convirtiéndose en uno de los programas más vistos por los colombianos; sin lugar a dudas las nuevas generaciones sucumbieron a su intacto encanto, de alguna manera queda ratificado que ese tipo de  historias que plasman con desenfado nuestra idiosincrasia, muy bien actuadas y dirigidas, sin necesidad de multimillonarias inversiones, son las que  urge volverse a producir.

Es quizás el canal RCN quien más producciones “refrigeradas” tiene aún en su arsenal y pese a ser anunciadas a comienzos de este año como los nuevos lanzamientos,  se siguen añejando o primero se emiten en otros países antes de recibir luz verde para Colombia, entre las que se cuentan “hermanos y hermanas”, “La luz de mis ojos”, “Pambelé” y “Revancha”.

El fin de semana, no pasa ¡es nada!…



La programación del fin de semana no sale del circulo vicioso que la  aqueja hace marras y su limitada oferta sigue compuesta por los programas de farándula, “en exclusiva” no logró darle la batalla a “La red”, manteniéndose el formato de canal Caracol contra viento y marea y sobre todo  capoteando las  peyorativas  y constantes críticas de tinte homofóbico.
El tradicional y monótono “sábados felices” sobreagua con su insípido animador y un pool de humoristas trillados. Los espacios de periodismo investigativo como “séptimo día”, “los informantes” , “4 caminos” y “El rastro”, son la única alternativa a la mano en la franja de la noche, a la que le preceden películas poco llamativas y que se repiten con frecuencia.

Lo que viene para el 2017


Siguen imperando las bionovelas con títulos tentativos como “La Diosa del vallenato”, “la cacica”, “Dinastía Morales, telecomedias populacheras como “polvo carnavalero”, realities como “Yo me llamo”, “Colombia's Next Top Model”, series cortas como  “Yo no soy Méndez” que marcaría el retorno de Fernando Gaitán como libretista,  la nueva saga de” Francisco el matemático”, la teleserie sobre Hugo Chávez “El comandante”, entre algunas otras que se  mantienen hasta la fecha  como “arroz en bajo” .
        
De las recientes propuestas lanzadas, la telecomedia “las vegas” se mantiene con altibajos en su rating, es el público juvenil y femenino quien más la sigue y su gancho lo constituye el tema del striptese manejado con cierto desenfado, el tipo de humor que se plasma, a mi juicio, es abiertamente forzado y postizo, cumple someramente la función de entretener un rato.

Se esperaba que la versión “La voz Teens” tuviese la misma receptividad del formato adulto e infantil, pero aunque no le ha ido mal del todo en materia de rating, buena parte de telespectadores que siguieron esos formatos, esta vez optaron por seguir la versión colombiana de “Las Vegas”. Pinta bien la nueva apuesta del canal RCN “la ley del corazón”, es una buena alternativa para quienes están hasta el copete de realities y telecomedias

Un año que termina, una televisión nacional cada día más monótona que se debate en su inconstante  lucha contra la competencia de sistemas alternativos de entretenimiento como Netflix y  la llamada televisión por cable, que si bien no es un “paraíso” que colme todas las expectativas en materia televisiva, al menos oferta producciones relativamente mucho más interesantes, aunque la carga de comerciales es tan abrumante como la que impera en la TV abierta.

In memóriam: personalidades  fallecidas en  2016





El  Primer actor Carlos Muñoz, El locutor y político Edgar Perea, el escritor Fernando Soto Aparicio, el actor y director Pepe Sánchez, el actor Fernando Corredor.

A los lectores les pregunto ¿cuál fue su programa favorito del 2016?

@Farandulero2015







No hay comentarios.: